Beneficios de estudiar con música

Muchos tienen el hábito de realizar sus tareas escolares, escuchan música, e incluso cuando asisten a las bibliotecas, por el silencio tan frágil que existe allí, entonces muchos usuarios acuden al uso de auriculares.

Lo que ocurre, es que para muchos estudiantes, escuchar música es una estrategia que les ayuda a concentrarse en la investigación de las tareas.

Sin embargo, es importante considerar que la música suave es la que ayuda a esa concentración, lo mismo ocurre si estas realizando un trabajo.

Parece ser algo incoherente, pero para muchos su cerebro funciona así, obteniendo buenos resultados para quienes acostumbran a estudiar o a trabajar de esa manera.

Saber elegir la música para estudiar

La música clásica es tranquila y armoniosa, es altamente recomendada para oírla mientras se estudia, porque favorece la relajación mental y así lograr la concentración en el proceso del estudio.

Por ejemplo, la música de Mozart ha demostrado que mejora el rendimiento mental, tanto es así que lo llaman el efecto Mozart. Por otra parte, la música ambiental también es recomendada, por su estilo. Si usas sonidos de la naturaleza como lluvia, olas, hacen el mismo efecto que la música.

Sólo debes considerar usar un volumen moderado, de ésta manera cumple su función, y no ocurre el efecto contrario.

Beneficios de oír música mientras estudias

Cuando oímos música, logramos activar la zona del lóbulo frontal, que es la que se encarga de mejorar la capacidad de concentración. De igual manera se estimulan las zonas del lóbulo temporal, que tiene la misión de elevar la habilidad en matemática y lenguaje.

Sabemos que cuando es momento de presentar exámenes, surge mucho estrés, y con la música es posible alcanzar la relajación, y esto favorece en la retención de información.

Cuando vas a aprender un idioma nuevo, es recomendable la música clásica, porque entre sus propiedades, facilita el dominio que necesitamos.

La mejor forma de controlar el sueño y lograr mantener el cerebro alerta, también lo consigues con la música adecuada, por eso siempre debes escuchar a los profesionales.

Por ejemplo, si necesitas reforzar la seguridad de tu hogar, recurres a un cerrajero, y en temas de educación solicitas la asesoría de docentes y psicólogos, que te ofrecen estrategias como escuchar música con ciertas condiciones.

La música ayuda a combatir el estrés

La música agradable cumple la función de liberar dopamina, la cual es una neuro-hormona segregada por el hipotálamo, que se encarga de favorecer la relajación y la retención de información.

Es importante que la música sea tranquila y armoniosa, como la clásica, Mozart, también se puede usar la de Beethoven, Schubert, List.

La música aumenta nuestra capacidad de concentración

El lóbulo pre-frontal del cerebro se activa con la audición de la música, es posible mejorar la capacidad de concentración, al igual que la atención visual, con la audición de la música clásica, siempre y cuando esté a un volumen moderado.

Dicen algunos científicos, que la música con un ritmo de 60 pulsaciones por minuto incrementa en un factor de los cincos de nuestro potencial que tenemos de aprendizaje, también el lóbulo temporal se estimula con la audición de la música.

La música eleva nuestro estado de ánimo

Uno de los estímulos fundamentales en la vida de las personas es la música, porque ayuda a afrontar los problemas, inspira, relaja, es decir, tiene el gran poder de elevar el estado de ánimo por sobre todas las preocupaciones.

En esos casos es ideal escuchar temas alegres, así mejora el estado de ánimo de manera efectiva.