¿Por qué recurrimos a la música cuando estamos tristes?

La música resulta para algunas personas una verdadera terapia, es por ello que recurrimos a la música en ciertos momentos en donde parece que no podemos controlar nuestras emociones, como cuando estamos tristes, esto por diversas razones.

Y es que para nadie es un secreto que si estamos con el corazón partido, nos encanta escuchar música, pero aunque lo recomendable sería escuchar música que nos pueda alegrar y sacar de la tristeza, nos gusta es escuchar música que sea también triste.

Es algo seguro

Si te refugias en la música cuando estas tristes, es una buena señal de inteligencia emocional, porque sabes que necesitas de algo para poder cambiar la situación que estás viviendo, si se trata de música alegre, lo haces bien, y si es de música triste también, según los psicólogos, ambas acciones son correctas.

El ser humano busca poder drenar sus emociones de algún modo, por ello en medio de la ira que puede ocasionar la tristeza, muchos escuchan rock metálico o punk, con el objetivo de bailar, saltar y desahogarse, es una reacción de inteligencia emocional, así como buscamos protegernos en casas de los ladrones con la ayuda de los cerrajeros, también es un acto inteligente.

Lo cierto es que hoy en día debemos buscar las maneras de poder sentirnos mejor siempre, si es con la música está bien, pero en nuestras casas, la seguridad debe ser profesional, por ello lo mejor es llamar a los cerrajeros para que nos ayuden.

Cada quien maneja sus emociones como puede

Por más recomendaciones psicológicas que tengamos, la verdad es que cuando estamos tristes preferimos escuchar música triste, y esto no es algo loco, sino que se trata de algo muy sano, porque gracias a esa música que nos hace recordar el dolor, podemos también exteriorizar lo que estamos sintiendo, y eso es sano, expresar el dolor.

No hay que confundir a nuestra mente, si estamos tristes, es así, hay que llorar, hay que gritar, y la música triste nos ayuda un poco a sentirnos quizás peor, pero con el paso del tiempo eso nos ayudará y es que todos sabemos que aun después de llorar mucho con una canción, nos sentimos mucho mejor de antes de escucharla.

Cuando escuchamos música que es triste, podemos sentirnos identificados con el sufrimiento de otro, saber que no somos los únicos en el mundo que la están pasando mal, y aunque parezca loco, eso es un consuelo para muchos, además de que este tipo de canción, que por lo general tienen suaves melodías, nos ayuda a mantenernos relajados, en algunos casos hasta a dormir.

Nos sentimos identificados

Hay muchas canciones tristes con las cuales nos sentimos identificados, se trata de canciones de artistas de música romántica, y la letra pareciera que fue escrita justamente para la situación en la que nos encontramos, ya luego superamos esa situación y la canción no genera el mismo efecto.